buy cheap cigarettes

Finalizado el proyecto de cooperación con Marruecos

21 - 23 de octubre de 2005 grupo completo

Antílope y Luna, muy bien acompañados por Marina y María, se encargaron de llevar a Marruecos todo el material escolar que recogimos el año pasado por el barrio para los niños de LEN.

Una calle marroquíLa verdad es que podríamos haber titulado este reportaje “La importancia de tener papeles”, si consideramos que nuestras ilusiones de entregar en mano los materiales que con tanto cariño recogimos, se ahogaron en el océano burocrático marroquí. Pero sin embargo, este viaje ha estado tan lleno de inquietudes, aventuras, emociones y magia que no quisimos que nuestro primer traspiés marcara nuestra ruta en Marruecos.

Nuestro viaje comenzó el viernes, con prisas y muy ajetreado ya que teníamos que coger el Ferrys de las 20h. y entre otras cosas yo (Luna Roja) salí de trabajar a las 16:30, pero bueno con todo esto nos vimos envueltos en el triste paso del estrecho que con su noche cerrada ambientaba nuestra ansiedad por adentrarnos en un mundo nuevo y desconocido en el que desembarcamos llenos de ilusión por completar el proyecto en el que todos habíamos trabajado para aportar nuestro granito de arena a quienes tanto nos necesitan.

Marina y su niño

Nuestra primera escala en el continente africano fue en Ceuta, donde conocimos a José Manuel, o como nosotros bautizamos, Hosenma, un empresario ceutí que nos hizo un hueco en su almacén para que dejásemos el material escolar que poco a poco pasarán los miembros de LEN España (La esperanza de los niños) a través de la aduana, ya que no teníamos permiso para hacerlo nosotros mismos. Después de una larga hora en la aduana enseñando pasaportes y demás papeles… conseguimos entrar a eso de las 23:00. Suerte que en Marruecos tienen dos horas menos (o una, depende del cambio de hora nuestro), y de repente el reloj volvió a las 21:00, aunque todo estaba tan oscuro que parecía que estábamos en plena madrugada. A partir de ahí empezamos a darnos cuenta de que nos adentrábamos en una cultura diferente: carreteras llenas de vida y una forma un tanto peculiar de conducir, entre otras…

María y Antílope con los niños

Ya en Tetuán, nos llevamos una grata sorpresa. Nuestro contacto en LEN era Patricia, una simpatiquísima persona; sin embargo, la persona que nos recibió en Tetuán y nos acogía en su casa era una antigua scout que colabora con LEN y que además resultó ser amiga de la infancia de Antílope Sentado. Con mucha alegría, recibieron ambos la sorpresa y de manos de Rocío, comenzamos a disfrutar de la famosa hospitalidad árabe.

A la mañana siguiente comenzó el gran día con una visita a la hauria, un orfanato con el que LEN colabora. Aquí, las emociones afloraron ya que Rocío volvía a Sevilla tras 7 años trabajando con ellos y la imagen de una veintena de niños pequeños demostrando su agradecimiento en forma de abrazos y besos hizo que nuestros ojos brillasen saltándose alguna que otra lagrimilla mientras Rocío luchaba por despedirse con una sonrisa. La siguiente parada fue en “la casita” un centro fundado por LEN con la intención de dar una oportunidad en la vida a niños huérfanos y abandonados que con tan sólo meses llenaban las habitaciones. Allí estuvimos viendo las instalaciones y jugando un rato con los niños. Este momento fue muy emotivo a la vez que triste por que te surgían preguntas y no entendías cómo se puede llegar a abandonar a un niño con tan sólo días.
Antílope y Luna en el orfanato
Todo esto era nuevo para nosotros, a lo que se sumaba una situación aun más novedosa: los musulmanes (religión mayoritaria en Marruecos), estaban de Ramadán y durante el día no podían comer, beber, etc y nosotros por respeto tampoco lo hicimos delante de ellos. Pero una vez que llegaban las 6 de la tarde, sonaba un cañonazo como final del ayuno de ese día y el imán llamaba al rezo. En En la puerta de LEN ese momento todos los marroquíes que estaban por la calle corrían a sus casas para celebrar que el ayuno había acabado y poder así alimentarse y rezar.

Para finalizar nuestro viaje con alegría, fuimos invitados a una cena esa noche en casa de un español que vive y trabaja allí. La casa estaba decorada al más puro estilo marroquí y la comida fue estupenda, aunque nuestros estómagos se resintieron y hemos estado algo enfermos casi el resto de la semana.

Lo que sí que tenemos claro de todo esto es que hay mucha gente que necesita nuestra ayuda y que posiblemente no estén tan lejos. Sí sí, mira hacia los lados en este momento, posiblemente a tu alrededor alguien necesite tu ayuda…

No hay comentarios

Nuevo comentario:

Ficha técnica

Autor:

Antílope Sentado y Luna Roja

Publicado el Domingo 23 de octubre de 2005

Noticias de 2005

¿Qué noticias quieres ver?

grupo completo manada tropa esculta clan acampada ruta campamento de Verano campamento de Navidad festival de la Canción

onlline drugstore } generic viagra / canadian pharmacy