buy cheap cigarettes

Ruta a caballo del Clan por Almonte-El Rocío

26 - 27 de abril de 2003 clan ruta

La ansiada ruta a caballo ya ha sido realizada por el clan. La ruta tuvo lugar en Almonte y en la Aldea del Rocío, y fue posible gracias a David Pincho, scouter del Grupo Anunciata que nos sirvió de guía y que nos prestó “sus” caballos.
El Candilla entrena en la cuadra del Pincho
La experiencia ha sido muy positiva, ya que hemos aprendido a montar a caballo, además de acudir casi todo el Clan (faltó Lobote, que tenía un examen).

Todo empezó el sábado por la mañana, en la estación Plaza de Armas, donde nos habíamos citado para partir hacia Almonte. Tras tener que esperar a Alberto y a Ballenato (¡se quedaron dormidos y se pasaron la parada de autobús!), nos reunimos con Pincho que nos llevó a su casa para que viésemos los caballos. Como estaba lloviendo no pudimos salir con los caballos hasta por la tarde, por lo que aprovechamos la mañana para que David nos diese unas pequeñas clases, en la misma cuadra, para que nos fuésemos acostumbrando.

Bea y Kiwi

Después de comer, pusimos las monturas a los caballos e hicimos el reparto (había 5 caballos para 8 personas). David llevaba a Kiwi a lomos de “Cubano”, Ballenato y Bea iban en “Muñeco”, Alberto y Viki montaban a “Juguete”, Ramón iba en “Cunera”, y Rodri llevó a “Príncipe”. Estuvimos toda la tarde de camino bajo un sol de justicia y, por fin, llegamos al Rocío hacia las once de la noche, agotados de todo el dia de ruta. Una vez allí, dimos la comida a los caballos, los guardamos, y nos dispusimos a cenar. Tras la cena, Ramón nos dio un taller de Roverismo. Todos estabamos muy tensos y muy cansados y nos acostamos nada más acabar el taller.
Muñeco

El Domingo por la mañana recogimos la casa, pusimos las monturas a los caballos, les dimos “picadero”, y nos fuimos de regreso a Almonte. Paramos un rato para que los caballos bebiesen agua y para comer. Tras la comida y un breve descanso, reanudamos la marcha. Cuando llegamos a casa del Pincho, desmontamos y duchamos a los caballos (seguramente ellos se alegraron mucho más que nosotros de que acabara la ruta…). Tras descansar un poco, nos distribuimos en los coches y emprendimos el viaje de regreso a Sevilla.

Sólo queda agradecer una vez más a David por todo, aunque para la próxima vez………. ¡¡¡la ruta la hacemos en coche de caballos!!!

No hay comentarios

Nuevo comentario:

onlline drugstore } generic viagra / canadian pharmacy